logocolegio

Ley 10158

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA SANCIONA CON FUERZA DE LEY:

CAPITULO I

ARTICULO 1: El ejercicio de la profesión de Podólogo y/o Pedicuro en la provincia de Santa Fe, queda sujeto al régimen instituido por la presente ley.

ARTICULO 2: El ejercicio de dicha profesión queda reservado exclusivamente a las
personas que posean título habilitante obtenido:

a) En universidad Estatal o Privada.

b) En Instituciones Oficiales de la Provincia, a nivel terciario.

c) En Instituciones Privadas reconocidas por el Ministerio de Salud y Medio
Ambiente, y que cuenten con planes de estudio a nivel
terciario equivalente al que se determine en la reglamentación de esta Ley.

ARTICULO 3: Derogado.

ARTICULO 4: Derogado.

ARTICULO 5:
Derogado.

ARTICULO 6: Derogado.

ARTICULO 7: Derogado.

ARTICULO 8: Compete con exclusividad al ejercicio de la podología:

a) La prevención, diagnóstico y tratamiento de la queratosis, heloma,
lámina ungueal y todo otro problema menor del pie, de cuyo tratamiento,
por su carácter, se eximen habitualmente los profesionales médicos.

b) Las curaciones que indicaren los médicos, y bajo la responsabilidad y
supervisión de éstos.

c) La práctica de masajes pédicos, con aplicación de productos de uso
externo autorizados por la farmacopea nacional y de venta libre.

d) La utilización de instrumental adecuado y aparatos eléctricos utilizados
en la profesión.

e) La utilización e indicación de medicamentos y fármacos de venta libre
autorizados por la farmacopea nacional, y de uso exclusivamente externo.

f) La atención del pie normal, a fin de asegurar su bienestar, confort y
estética, mediante la indicación y/o aplicación de órtesis y prótesis ungueal pédica.

ARTICULO 9: Los podólogos podrán, a requerimiento del paciente, extender constancia
que certifiquen la prestación de un servicio de su especialidad.

ARTICULO 10: Derogado.

ARTICULO 11: Los podólogos, en el ejercicio de su profesión, están obligados a:

a) Guardar el secreto profesional.

b) Solicitar la inmediata intervención de un médico cuando surja o
amenace surgir cualquier sintomatología o complicación que
comprometa la salud del paciente o tienda a agravar su enfermedad, o
exceda el campo de su competencia.

c) Cumplir con las normas vigentes sobre uso de placas, avisos y
publicaciones publicitarias o profesionales de divulgación. Estos
últimos deberán evitar el sensacionalismo y no podrán hacer mención
a métodos o sistemas que no sean de general aceptación científica.

ARTICULO 12: Les está prohibido a los podólogos:

a) Practicar terapéuticas que, por su naturaleza, resulten de exclusiva
competencia de los profesionales médicos.

b) Delegar sus funciones en personas que, conforme a la presente ley,
no se encuentran habilitadas para ejercer la podología.

c) Anunciar agentes terapéuticos o procedimimientos de efectos
infalibles, o prometer la curación de alguna dolencia.

d)
Difundir o publicitar por cualquier medio éxitos terapéuticos,
estadísticas o datos inexactos referentes a su actividad
profesional, como asimismo expresiones de agradecimiento por
parte de sus pacientes.

e) Ejercer la profesión mientras padezcan enfermedades infecto-contagiosas.


f) Ejercer la profesión cuando se padezca de alteraciones psíquicas o
físicas que determinen una evidente y reiterada perturbación en su
conducta pública o en la capacidad técnico-profesional.

g)
Ejercer la profesión sin previa matriculación conforme a las
disposiciones de esta ley, o en los casos de suspensión o cancelación
de la misma por parte de la autoridad competente.

h) Percibir honorarios incompatibles con la ética profesional.

i) Impartir enseñanza de la podología fuera de las condiciones
estatuídas por el Capítulo II de la presente.

ARTICULO 13:
Derogado.

ARTICULO 14: Derogado.

ARTICULO 15: Derogado.

CAPITULO II

ARTICULO 16: La enseñanza de la podología o pedicuría queda sujeta a las
disposiciones del presente capítulo.

ARTICULO 17: Las academias, institutos, escuelas, centros estéticos o entidades que
bajo cualquier denominación comercial o académica se ocupen de
la transmisión de conocimientos podológicos y la capacitación de
personas mediante la enseñanza de la podología, sea o no con fines de
lucro y aún cuando funcionen bajo la dirección o supervisión de profesionales
médicos, deberán necesariamente solicitar habilitación ante la autoridad de
aplicación. La presente disposición comprende a las entidades que se encontraren
funcionando al tiempo de la promulgación de la presente ley. Las concesiones,
permisos o habilitaciones de cualquier índole y que fueren a cualquier efecto
otorgadas por otras autoridades nacionales, provinciales o municipales distintas
a las expresamente previstas por esta ley, no autorizan a funcionar siquiera a
título provisional o precario.

ARTICULO 18: La habilitación a que refiere el artículo anterior solo será concedida por la
autoridad de aplicación previa verificación de los siguientes extremos:

a) Que el solicitante acredite contar con un local o establecimiento
destinado exclusivamente a la enseñanza de la podología y otras
ramas del conocimiento de igual o superior jerarquía científica.

b) Que el local o establecimiento reúna las condiciones de salubridad,
decoro y adecuación a los fines de la enseñanza de la podología.

c) Que el plan de estudios previsto por la entidad o instituto responda,
en duración y contenidos, a los recaudos que establezca la reglamentación de esta ley
a fin de viabilizar la matriculación ante el Colegio de Médicos de nuestra Provincia.
Bajo ningún concepto se habilitarán institutos o academias que otorguen certificados
o títulos de inferior jerarquía curricular a los necesarios para el ejercicio
profesional en las condiciones estatuidas en la presente ley.

d) Que los cursos o asignaturas correspondientes al plan de estudios serán dictados
por profesionales universitarios de las diversas
áreas del saber y/o podólogos matriculados con arreglo a esta ley.

e) Que el inventario de bienes, útiles e instrumental a emplear en el trabajo práctico
de gabinete responda, en cantidad, calidad e idoneidad científica a lo requerido por
el nivel promedio el desarrollo contemporáneo del conocimiento y la práctica podológica.

ARTICULO 19:
La autoridad de aplicación, a los fines del presente Capítulo será el Ministerio
de Salud y Medio Ambiente de la Provincia, quien podrá actuar por medio de la
Dirección que reglamentariamente se establezca. Queda expresamente facultado para
velar por el cumplimiento permanente de la presente ley, pudiendo a tales fines
realizar las inspecciones, requerir los informes o declaraciones juradas, practicar
intimidaciones y diligenciar cuantas medidas de contralor pertinentes
sean menester para salvaguardar la letra y el espíritu de la presente.
La negativa o silencio de los requeridos, el ocultamiento de datos o bienes y,
en general, cualquier obstrucción a las actividades del contralor de la autoridad
de aplicación, autorizará sin más a la misma a proceder como si estuviera en
presencia de infracciones verificadas.

ARTICULO 20: Ante la verificación de infracciones a la presente y/o a su reglamentación,
la autoridades de aplicación deberá proceder, según la índole y entidad del
incumplimiento, a:

a) La clausura del establecimiento o local en que funcione el instituto o academia.

b) El retiro provisorio o definitivo de la habilitación para funcionar.

c)
La aplicación de multas, cuya cuantía se determinará por vía reglamentaria.

d) Formular apercibimientos e intimar la adecuación a términos perentorios
que no podrán exceder de los sesenta días corridos.

e) Correr inmediata vista a la entidad que gobierne la matrícula en que
conste o deba constar inscripto el responsable del instituto y el
transgresor a este ley.

f)
Formular las denuncias penales a que hubiere lugar conforme la índole
de la transgresión.

ARTICULO 21:
La habilitación para funcionar deberá ser solicitada por podólogos
matriculados con arreglo a esta ley, y será concedida a persona o
personas físicas determinadas con prescindencia de la forma jurídica
de constitución del instituto o entidad, quedando el solicitante obligado como
responsable en términos personales por el cumplimiento de la presente ley y su
reglamentación. Tal responsabilidad se extiende a todo tipo de sanción a que
se hiciere pasible el instituto o academia, incluso la de tipo patrimonial por
multas administrativas dispuestas por la autoridad de aplicación.

ARTICULO 22:
El responsable ante la autoridad de aplicación que fuera sancionado con
el retiro definitivo de la habilitación para funcionar del instituto por el que
se obligare, no podrá solicitar nueva habilitación.

ARTICULO 23:
Queda expresamente prohibido impartir enseñanza de la podología a personas que
no se encontraren en condiciones de acceder a estudios de nivel terciario.
Queda asimismo prohibida la enseñanza de las prácticas y conocimientos a que alude
el artículo 8vo. de la presente ley como de competencia de los profesionales de la
podología, en condiciones distintas a las previstas por este Capítulo y aunque para
ello se adopten nombres o designaciones como “quiropodia”, “pedicultura”,
“estética del pie”, u otras que refieren al mismo contenido allí definido.

CAPITILO III

ARTICULO 24:
Derogado.

ARTICULO 25: Derogado.

ARTICULO 26:
Comuníquese al Poder Ejecutivo.

*Dada en la Sala de Sesiones de la Legislatura de la provincia de Santa Fe, a los veintiséis
días del mes de noviembre de mil novecientos ochenta y siete.

 

Imprimir Correo electrónico